Alquilar un apartamento no amueblado

Cuando decides alquilar un apartamento no amueblado te enfrentas a una situación particular relacionada con los trámites, algo diferente del caso en el que hubiera muebles en la vivienda. Los mismos son sencillos, pero, al mismo tiempo, numerosos en algún sentido. Se trata de establecer claramente lo que deseas hacer y que no haya vacíos que te incomoden posteriormente. En el caso que decidas alquilar un apartamento no amueblado te aconsejamos que sigas las pautas que facilitamos a continuación.

alquilar apartamento no amueblado

Qué debo considerar para alquilar un apartamento no amueblado

Las posibilidades son las mismas en algunos casos que los que tienen muebles. Pero te indicamos casos generales para que te orientes. Lo primero es realizar un diagnóstico de tus posibilidades.

El mobiliario

Sin vas a alquilar sin mobiliario, significa que cuentas con el mismo o lo vas a adquirir. Esto implica dos cosas, una mudanza o un proceso de compras. Para lo primero lo ideal es un buen servicio especializado.

Los servicios

Si vas a adquirir un nuevo mobiliario, toma en cuenta aspectos como los servicios de energía. La cocina y calefacción generalmente vienen incluidas en el contrato, pero es posible que no el alta del servicio. Así mismo, debes pensar en la posibilidad de cambiar de potencia, porque los equipos que tienes no cubren o se exceden en el consumo contratado. Otro aspecto es verificar si cuenta con CUPS, o si existe un contrato previo. Es decir, toda una gestión integral porque estas alquilando posiblemente un inmueble nuevo.

alquilar apartamento no amueblado

Requerimientos especiales

Un apartamento no amueblado implica también la posibilidad de algunos problemas que no se ven hasta que colocas tu mobiliario. Tomas que fallan, ductos obstruidos, fugas de gas. Para ello debes requerir del propietario los certificados correspondientes a las instalaciones. Así mismo es importante determinar el monto de reformas o reparaciones y como serán cancelados. En algunos casos, el inquilino se encarga por facilidad, pero el monto se incluye en la renta.

La zona

Es determinante para el precio y las condiciones determinar la ubicación a la que deseas mudarte. Una pequeña verificación vía internet o directamente en el sitio te asegurara que es lo que realmente deseas.

El presupuesto

Este aspecto es determinado por el anterior en el sentido que la zona normalmente presenta cifras de alquiler similares. Esto implica una cantidad que debe resultarte cómoda para cancelar evitando problemas posteriores. Sobre todo, por el hecho que estás obligado a amoblar para tu comodidad y eso implica gastos.

Trámites y requerimientos del alquiler

En este punto vamos a indicarte lo que generalmente debe hacerse para alquilar un apartamento. Estas normas son generales porque no importa si tienen o no mobiliario. La única diferencia es que no debes realizar un inventario porque no hay nada que contar.

Contrato ajustado a la ley

Existen aspectos comunes en casi todos los contratos que estipulan sobre todo las condiciones de pago y entrega. En el mismo se debe hacer mención de los aspectos centrales y conexos que consideres convenientes. Es preferible pecar por el exceso que por la falta de algún detalle. Esto es sumamente importante, los contratos son los detalles de las letras pequeñas.

A pesar de eso, existen normativas que no se pueden obviar y que te protegen como inquilino. Por ejemplo, no puede haber penalizaciones por permanencias superiores a los 6 meses. Es decir, el tiempo mínimo de estadía para un contrato normal es de 1 año, pero puedes estar solo 6 meses. En caso de no cumplir, el propietario puede exigir una restitución del pago hasta ese periodo. Después puedes rescindir el contrato antes de su finalización sin penas.

Los plazos

Precisamente es un punto central. Los contratos de arrendamiento generalmente tienen un vencimiento de 1 año en el cual se puede revisar la renta. En muchos casos son auto-prorrogables es decir se vencen, pero automáticamente se renuevan. Esto si no hay una comunicación expresa de alguna de las partes. Sin embargo, lee bien las letras pequeñas porque puede existir una clausula restrictiva.

Otro plazo importante es el de duración total del contrato. Estas prorrogas funcionan hasta un total de 5 años. Después debes solicitarla de manera expresa en los tres años siguientes. La devolución de la fianza se hace exigible de inmediato a la finalización del contrato. Pero solo si no existen condiciones que exijan su ejecución.

La fianza

Precisamente en el punto anterior hablamos del plazo de devolución. Pero el procedimiento indica que el propietario debe depositarla en las dependencias correspondientes a su comunidad autónoma. Esto implica también cumplir con el requisito de hacer público el contrato de arrendamiento para darle validez. Una vez que el inquilino cancela la fianza, el propietario se dirige a la oficina respectiva y solicita el resguardo. El mismo debe ser entregado al inquilino, porque tiene derecho a desgravar esa cantidad de su obligación tributaria.

Seguros

En este caso la obligación es del propietario que debe contar con el seguro de incendios. Sin embargo, existen algunos de carácter opcional a los que como propietario podrías optar para mayor seguridad. Con esta página te informarás de las opciones en el mercado de seguros. Sin embargo, puede que no te interese sino los de instalaciones porque se asume que son apartamentos sin amueblar.

Otras recomendaciones

Cuando alquilas tienes que establecer ciertos parámetros de seguridad adicional porque existen posibilidades de engaño. Por esto debes seguir estos consejos prácticos que no te darán mucho trabajo.

Revisión conjunta de instalaciones

Como el apartamento se encuentra vacío, no es mucho lo que debes revisar, pero hazlo con el propietario. Asegúrate de redactar un informe con las condiciones que creas necesario señalar por su incidencia en la ocupación del apartamento. Si no hay una señalización expresa, se considera que el apartamento se entregó en completo funcionamiento adecuado.

Condiciones del contrato

Recuerda tomar en cuenta cosas como la fecha de pago, especificar el monto, el sitio de pago. Haz constar la revisión y establece el mecanismo de actualización de la renta.

Siguiendo estos simples consejos puede que no se produzcan problemas en el proceso. Sin embargo, mantén un criterio estricto con respecto a la forma y firma del contrato porque te atarás al mismo. La atención al detalle puede ser la diferencia entre la tranquilidad o los problemas con el casero.