Auditoria de eficiencia energética obligatoria en españa

El consumo de energía se está convirtiendo en algo más grande que la oferta del sector, es decir, consumimos más energía de la que producimos o de la que estamos en capacidad de producir. La auditoría energética obligatoria es parte de la respuesta a una iniciativa de la Unión Europea, para establecer un proyecto de sostenibilidad energética para los países de la región.

La auditoría energética obligatoria comenzó a implementarse en el año 2016 a grandes empresas, entendiéndose que son aquellas con más de 250 trabajadores. Las auditorias se hacen con el fin de inspeccionar y gestionar de manera más efectiva el consumo de energía eléctrica, no solo de España, sino de toda Europa.

auditoría energética obligatoria, auditoría energética obligatoria en Es

Usuarios de la Auditoría Energética

En las últimas décadas se ha incrementado la demanda de energía, de aquí que sea necesario optimizar el uso de la generación de energía disponible. Por otra parte, muchas de las tecnologías para la generación de energía limpia aún se encuentran en desarrollo, sin poder ser implementadas a gran escala. Es de que aquí que nace la idea de realizar una auditoría energética, para tener un control de cómo se está manejando el consumo de energía eléctrica en España.

En el caso específico del país, éste tiene más de 80% de codependencia con la energía eléctrica, por lo que es ineludible mantener planes de acción vigentes que permitan una mayor eficiencia en el consumo de energía.

No solo las empresas

Es España, por ejemplo, el consumo de energía por edificio representa un alto porcentaje del consumo de energía total del país, acompañado del consumo de energía por empresas. Es así como las auditorias buscan gestionar a estos grandes consumidores de energía y así establecer parámetros adecuados para le eficiencia energética. Debe tomarse en cuanta que la falta de auditoria energética a una copropiedad podría conllevar a una sanción.

Para el caso de los edificios, ya se está tomando en cuenta la alta demanda de planificación de eficiencia energética, por esto existen empresas especializadas en realizar auditoria e informes de gestión de eficiencia de energía pero además podría ser necesario auditoria energética en casas individuales. Es importante que estos procedimientos se lleven a cabo con el fin cumplir con las normativas emitidas por el país, y los compromisos adquiridos con el resto de la región en cuanto al consumo de energía.

¿Es obligatoria la auditoria?

Sí, lo es, a menos que las empresas que deban realizarla tengan un sistema que gestione la eficiencia energética de sus instalaciones, acompañado de certificaciones en la materia. Es decir, que se puede omitir la auditoria si la empresa ya posee un sistema implementado cuyo aumento en la eficiencia de energía esté comprobado.

Pero, ¿qué es la una auditoría energética?

La auditoría energética realizada a edificios y empresas no es más que un estudio de las variables que afectan el consumo de energía dentro de las instalaciones, realizado por una empresa especializada en auditoría energética. Conociendo el comportamiento del consumo de energía a través de simulaciones o modelaciones, o incluso a través de los resultados obtenidos durante el análisis de toda la instalación, se pueden establecer parámetros para mejorar la eficiencia energética. Es decir, mejorar la forma en que está siendo consumida la energía eléctrica.

¿Cómo se realiza una auditoría?

Lo ideal es que este estructurada por etapas, cada auditor o empresa que realiza auditoria energética presenta sus propios esquemas de realización de la auditoria, respetando las respectivas normas a las que están ajustadas las auditorias. Básicamente cualquier auditoria debe seguir con los siguientes pasos:

Recopilación de información. Se toma toda la información de las instalaciones: documentación, manuales, planos, etc. Todo lo concerniente a la instalación del edificio y / o empresa que pueda proveer información relevante asociada al consumo de energía.

Toma de Datos. Se realizan visitas a las instalaciones para verificar el funcionamiento de todos los equipos asociados a la instalación. Durante esta parte de la auditoria se realizan mediciones, y se contrastan con los datos tomados en la etapa anterior.

Informe Final. Es un estudio completo donde se analiza la instalación eléctrica y los patrones de consumo. Se establecen o recomiendan planes de acción para la mejora de eficiencia energética.

Todos podemos participar

La auditoría se amplía en muchos espectros, ya que, se necesitan auditores, además de empresas especializadas que ofrezcan servicios de planificación de eficiencia energética. Cuestión aparte de los profesionales involucrados, es posible que nos impliquemos desde nuestros hogares. Los recursos de nuestro planeta son limitados, así que es posible tomar la iniciativa y hacer una auditoría de energía en el hogar. Así tendríamos una manera de gestionarla de mejor manera y contribuir con la sostenibilidad de los recursos y las tecnologías que aún existen.

Una nueva oportunidad

Es importante destacar que la planificación, desarrollo e implementación de medidas asociadas al ahorro de energía, ofrecen una oportunidad para algunos profesionales que puedan desenvolverse en esta rama de estudio de la energía.

Más allá de una imposición gubernamental, la auditoria se convierte en una fuente ingresos, para los profesionales que manejen este tema de forma amplia y sostenida. Incluso, tomando en cuenta que la meta de la Unión Europea es a largo plazo, ya se empieza a vislumbrar la carrera de gestoría en eficiencia energética amo una carrera universitaria sustentable para el futuro.

Alcance de una auditoria energética

La auditoría contempla realizar un informe donde se exprese el estudio energético realizado a las instalaciones, que cumpla con los requisitos de la normativa de gestión energética. Además, debe ser capaz de detectar las posibles mejoras en la eficiencia energética, de forma que puedan ser llevados a cabo planes factibles que permitan un ahorro de energía real.

A partir de la auditoria se pretende establecer planes de acción para el ahorro de energía. De existir un sistema establecido en la empresa, la auditoria permitiría mejorar las bases de dicho sistema. Al final, el sistema de eficacia energética debes estar automatizado a tal punto que las auditorias futuras se lleven a cabo de forma más práctica. No solo se busca mejora el consumo de energía, también se procura mejorar la productividad.

El impacto ambiental y económico de una auditoria energética tiene un gran alcance, pues permite manejar variables que implican varios sectores de la economía y sociedad actual. Con esta página puedes saber más acerca de las auditorias de energía en España.

Encuentre más información a través del portal y reproduciendo este vídeo acerca de la eficiencia energética.