Todo lo que necesitas saber sobre una auditoría energética

La auditoría energética consiste en la realización de un análisis de manera compleja sobre un área particular, que se puede describir como un edificio así como de sus instalaciones. El objetivo principal de esta, es conseguir toda la información necesaria sobre la energía eléctrica consumida en el área que es objeto de estudio. Esto significa, que la auditoria energética contempla los aspectos técnicos y también económicos, a tener en cuenta, en el consumo de electricidad de la instalación en general.

A modo de objetivo secundario, la auditoría energética permite entender la gestión del consumo energético. Pero también, ayuda a descubrir puntos débiles, donde el consumo se puede perder, o la electricidad se emplea inadecuadamente. Con todo esto, la auditoría energética permite proponer una serie de medidas para que se pueda reducir el consumo y se pueda mejorar la eficiencia energética.

Busca así mismo, optimizar la tecnología usada para que el consumo de una construcción sea más eficiente : por ejemplo identificará si es mejor escoger un calentador de agua solar, a gas, termodinámico, instantáneo, si es o no pertinente escoger un radiador de agua caliente. Más allá de la auditoría energética obligatoria, es relevante contar con un diagnóstico del rendimiento energético, para aprovechar lo mejor posible la energía existente. Otro ejemplo es el vinculado a la relación energía y agua. Si uno no tiene la fuente de energía agua, no podrá pretender al consumo agua y tendrá un margen de maniobra más estrecho ya que el agua es una fuente de energía multifacética.

auditoría energética, auditoría energética empresas, auditoría en

Tipos de Auditorías

Las auditorias relacionadas con el consumo eléctrico, se pueden desglosar en varios tipos, que en general se diferencian por el alcance de estas, así como de las áreas analizadas, los servicios energéticos y los procesos estudiados. De esta manera, pueden alcanzar tres niveles de clasificación:

Auditoría preliminar

También se conoce como auditoría de primer nivel o Nivel 1. Consiste en el tipo más básico, en el que se realiza un diagnóstico visual de la vivienda si es una auditoría energética vivienda o del área de estudio. En este caso, se recolectan datos sencillos, y se realiza como mínimo una entrevista. También incluye un estudio que no es tan detallado sobre el consumo energético y los mantenimientos realizados.

Auditoría detallada

Conocida como de segundo nivel o simplemente de Nivel 2, permite realizar un análisis más profundo. En este caso, se puede aplicar para la industria aunque también se recomienda como auditoría energética empresas. En comparación con la de Nivel 1, en este caso se adquiere información sobre el sistema constructivo del área, necesitando datos de planos, memorias del proyecto, presupuestos, entre otros.

En este tipo de auditoría, también se efectúan varias pruebas, y para ello, se emplean equipos técnicos de medición. Con esto, se pretende obtener información real acerca del estado del edificio (en caso de una auditoría energética en edificios) o del área objeto de estudio. El costo es relativamente mayor, en comparación con la auditoría preliminar.

Auditoría especial

Conocida como auditoría de Nivel 3, también se aplica todo lo mencionado en la auditoría de nivel 2. Esto significa, que el estudio requiere un análisis profundo necesitando datos captados de documentos como planos, memorias de proyecto, y mucho más. De igual manera, se emplea equipo técnico especializado para realizar mediciones específicas.

En cualquier caso, se diferencia porque es aún más exhaustiva en comparación con la anterior. Un ejemplo de ello, se presenta cuando se toma información directa de los equipos específicos, realizando un registro del consumo por cada dispositivo. Está perfectamente pensada como auditoría energética industria, aunque se puede aplicar en cualquier edificio que lo necesite.

Fases de Auditoria

Como ya hemos mencionado, las fases de cada una de las auditorías dependerán del nivel de detalle que se necesite. Pero en todo caso, el proceso a seguir se muestra a continuación:

Recopilación de la información y planificación de auditoría

En este proceso, se obtendrá toda la información necesaria que envuelve la instalación que es objeto de estudio. También, se evalúa el comportamiento de los usuarios y cómo afecta al consumo.

Entre la información que se necesita, se recopilan datos de documentación gráfica y escrita de los sistemas constructivos del edificio (en caso de ser una auditoria energética edificios), facturas de los consumos energéticos, horarios de uso y ocupación, reformas realizadas que puedan afectar a las instalaciones, entre otros. También se realizará un trabajo de despacho, en este caso se diseña una plantilla con la planificación de las fases de trabajo, y también, se puede realizar una simulación para estimular el comportamiento energético del área de estudio.

Visita al inmueble

Durante la visita al inmueble, se recopila información sobre el estado actual, aunque también se hacen pruebas y comprobaciones. También se observan los hábitos de los usuarios, en relación a las instalaciones energéticas. Se emplea una ficha de hábitos y mantenimiento en donde se gestiona la manera de utilizar de las instalaciones y los equipos.

Finalmente, se realiza una toma de mediciones y registros, incluyendo la planificación de las mediciones a efectuar, los equipos a emplear para tales mediciones, entre otros.

Estudio y análisis del comportamiento energético

De los puntos anteriores, se toma toda la información para obtener conclusiones relevantes. En todo caso, se analiza la distribución de consumos energéticos, se hacen gráficas para mostrar el consumo de todos los servicios, la estimación anual, diario y horario, se estudia la facturación energética, etc.

Propuestas de mejora

Si hacen falta mejoras técnicas necesarias en el área objeto de estudio, en este apartado se proponen todas las necesarias. Lo más importante, es que se tenga en cuenta lo que se requiere para disminuir el consumo de energía y combustibles, para que las instalaciones funcionen correctamente, y tenga un mejor rendimiento.

Estudio de viabilidad económica

Tanto como se deben mencionar las medidas para mejorar el rendimiento de la empresa, industria o área de estudio, también se hace un análisis económico para saber el costo de estas mejoras. En todo caso, se presenta el periodo de amortización desde el costo de la inversión, del ahorro de energía logrado, el costo de los combustibles y de la energía, etc.

Concluyendo

La realización de la auditoría es perfecta para conocer a ciencia cierta el consumo y los puntos débiles de la industria, empresa, edificio o cualquier vivienda, a nivel energético.

El orden del proceso importa

Lo más importante, es que se realicen las fases del proceso de manera precisa, y se redacte un informe en el que consten los objetivos perseguidos y logrados. También se deben mostrar las características técnicas y constructivas, las mediciones realizadas en el área de estudio, los resultados, las correcciones y las propuestas.

Con todo lo anteriormente mencionado, se podrá optimizar la eficiencia energética en el área de estudio sin ningún problema. Si deseas conocer más, puedes consultar información en este artículo.

El video muestra más sobre las auditorías: