Derechos de los inquilinos en alquiler

El contrato de arrendamiento de vivienda es un convenio en el cual se establecen responsabilidades para las partes. El propietario pone la vivienda a disposición del inquilino quien debe pagar una renta por el uso del inmueble sencillo y lógico. Pero así como el propietario tiene derecho a la renta, existen los derechos de los inquilinos en el alquiler. Estos son concretos, en un asunto de simple justicia relacionada con condiciones que afectan su calidad de vida. En este artículo hacemos referencia a estos derechos desde una perspectiva legal.

Si quieres saber más de derechos inquilinos, derechos inquilinos y reparaciones, derechos inquilinos en alquiler sin contrato, derechos del inquilino en piso compartido, derechos de los inquilinos en renta antigua, derechos de los inquilinos en una comunidad de propietarios, visita nuestro portal Web.

Derecho del inquilino España, derechos del inquilino, derechos de inquilinos en alquiler,

Cómo consideramos los derechos del inquilino

Los derechos de los inquilinos en el alquiler derivan la caracterización del contrato. Cuando suscriben un convenio de alquiler te conviertes en sujeto activo de una relación. La misma implica cumplir pautas y las mismas generan condiciones de las que emanan los derechos.

Cuándo se adquieren los derechos de los inquilinos en el alquiler

Precisamente al momento de firmar el contrato. El acto mismo genera la obligación del arrendatario a garantizar determinadas condiciones en el contrato. Esto más allá de no aparecer expresamente en el mismo. Al momento de suscribirlo y legalizarlo, se convierte en un documento público que obliga a las partes.

Derecho del inquilino España, derechos del inquilino, derechos de inquilinos en alquiler,

Cuáles son los derechos de los inquilinos en el alquiler

En este contexto existe tal diversidad que la acción de clasificarlos resulta ardua porque tienden a confundirse. Es decir, pueden relacionarse con varios factores o situaciones conexas cono veremos a continuación.

Duración pactada

Se trata de la duración que está implícita en el contrato. Este periodo es libre, pero cuando la duración es inferior a 5 años, el inquilino puede pedir una prórroga anual. De esta forma puede llegar al periodo completo señalado Sin embargo, puede terminarse el contrato si alguna de las parte lo solicita con un mes de anticipación al vencimiento. Cuando no existe un término explicito se considera que el contrato tiene duración de un año.

Prorrogas automáticas al vencimiento

Hablamos anteriormente que existe la posibilidad de prorrogar para llegar a los 5 años. Pero si sucede que llegado este lapso no existe manifestación de terminar el contrato este se prorroga automáticamente por un año que puede llegar de nuevo a 5.

Derecho a la continuidad del contrato

No se requiere que el inquilino habite la propiedad, basta con que lo haga su cónyuge no separada (o) legalmente. Así mismo la presencia de sus hijos dependientes es otro mecanismo para determinar este derecho.

Retroacción del alquiler cuando el arrendador no ocupa en caso de necesidad

Existe un caso específico denominado de necesidad en el que el arrendador solicita el inmueble para ocuparlo personalmente. Pero si pasan 3 meses y no lo ocupa, el inquilino tiene el derecho de solicitar su reinstalación. Es interesante saber que tiene derecho también a indemnización por el desalojo que puede cancelar en rentas futuras.

Derecho del cónyuge del inquilino

Poniéndolo en palabras claras, el o la cónyuge puede prorrogar a pesar de existir una manifestación en contrario. En este caso, se debe consultar a el o la cónyuge del inquilino, si desea la prórroga.

Otros derechos

Derecho de continuar en le vivienda vendida

En casos que el inmueble sea objeto de venta, el contrato permanece vigente para el periodo correspondiente a los 5 años señalados. Sin embargo, si existe una cláusula pactada en la que se indique la extinción, la obligación solo será de 3 años.

Derechos de los sobrevivientes

El arrendatario firmante del contrato muere y deja el problema a sus familiares. Estos tienen derecho a permanecer en el inmueble bajo determinadas circunstancias. El cónyuge legal o si tuvieron descendencia, sin demostración alguna. Si son parientes en primer grado o parejas con las que convivieron, deben demostrar que la relación. La misma debe tener una duración de al menos dos años con asiente de hogar en la vivienda alquilada.

Oferta preferencial al inquilino

Se da en el caso que el propietario decida vender el inmueble. En esta circunstancia se le debe notificar al inquilino con relación a la venta y hacerle la primera oferta. Esto genera otros derechos para hacer efectiva la oferta.

El inquilino puede solicitar un tanteo de la propiedad

Se refiere a la valoración para ver precio y capacidad de gestión de adquisición. El inquilino tiene treinta días continuos desde la notificación para realizar el trámite señalado. Es importante señalar que el inquilino tiene derecho a una información completa sobre la oferta. De hecho, al no contar con la misma tiene otro derecho el de retracto.

Mecanismos de verificación y protección del inquilino

En casos de ofertas de adquisición, se debe señalar en el registro de la propiedad la actuación correspondiente. Existen formatos de este tipo de acción en las páginas de las oficinas de registro. Allí puedes encontrar la información pertinente.

Derecho a suspensión de efectos del contrato por obras

En algunos casos, se deben realizar reparaciones en la vivienda ocupada. En estos, puede que el arrendatario no la encuentre habitable. En esta circunstancia tiene derecho a suspender los efectos del contrato, comenzando por el pago de la cuota mensual. Una vez que las obras finalicen, puede regresar a la vivienda. Esto no implica variaciones en los lapsos que también quedan suspendidos.

Derecho a la devolución de la fianza

Posteriormente a la comprobación de la condición de entrega y no habiendo deudas, puede solicitar el monto correspondiente. El mismo debe ser entregado en un lapso no mayor de 30 días siguientes a la revisión.

Derecho a uso de zonas comunes en comunidad de propietarios

Esta es una consideración relacionada con el aprovechamiento de los espacios conexos al bien alquilado. El inquilino puede disfrutar de los mismos, siempre y cuando el propietario no lo haga también.

En el desarrollo de los derechos señalados, podemos observar su diversidad. La misma es el producto de lo compleja que es la relación de contratos de alquiler de viviendas. El derecho a un hogar se intersecta con el del propietario. Este último también cuenta con protección legal que el inquilino debe respetar.

Allí, podrás leer acerca de las excepciones de los derechos del inquilino.

En el siguiente video, revisa cuáles son los derechos del inquilino al alquilar: