Gastos de alquiler

En el proceso de mudarte a una nueva vivienda alquilada, se presentan varios puntos que debes tomar en cuenta. Un aspecto de suma importancia por la relación que guarda con el aspecto financiero es el de los gastos de alquiler. No se refiere a lo que pagas por la renta que es lógico y esperable, sino a otros que son de Ley y debes cumplir. A continuación, te explicamos lo que implican estos gastos y como considerarlos en tu presupuesto.

Si quieres saber más de derecho al alquilar, gastos deducibles, ley de alquiler en España, gastos de renovación de contrato de alquiler, simulador de gastos de alquiler, gastos de alquiler del propietario, lista de gastos de alquiler, alquilar un apartamento, derechos de los inquilinos, auditoría energéticavisita, diagnóstico rendimiento energético, tecnologias para reducir el consumo en el hogar, Cambio titular Iberdrola en nuestro portal web.

gastos alquiler, mensualidad alquiler, fianza alquiler,

Cómo seleccionar una vivienda para alquilar

Antes de considerar los gastos de alquiler, debes estimar el entorno para llegar a la vivienda adecuada. Estos puntos te servirán para orientarte adecuadamente.

La ubicación del inmueble

Se trata de algo fundamental que además determinará gran parte del monto que deberás pagar por alquiler. Los gastos de alquiler, además, guardan una relación indirecta con este aspecto. La zona de ubicación del inmueble, indica, además, donde esperas vivir. Una decisión acertada tiene que ver con aspectos como cercanía de tu trabajo o del colegio de los niños.

El tipo de vivienda

Este es otro aspecto que puede determinar parte de los gastos de alquiler porque define tamaño y distribución. Un apartamento, tendrá implicaciones que no tiene una casa y a la inversa. La valoración de este punto es determinante para monto, ubicación y tipo de contrato.

Los servicios

Es de suma importancia identificar el acceso a los servicios y su condición. Este es un aspecto relacionado de manera directa con los gastos de alquiler por razones obvias. El que un servicio este de alta o de baja, determina algunos pagos adicionales.

La contratación directa o asistida

Antes de acometer el alquiler mismo, decide si hablas directamente con el dueño o manejas el asunto a través de una inmobiliaria. En el primer caso el trato es directo, pero implica riesgos. En el segundo es más seguro, pero cuesta su dinero. Es cuestión de evaluación sincera, además de ser otro gasto de alquiler posible.

Condiciones de inmueble y los enseres

Si decides alquilar un apartamento o casa amueblada, debes tomar en cuenta el aspecto del inventario. En el caso que el alquiler sea sin amueblar, al menos debes realizar una inspección de las instalaciones para disminuir costes a los gastos de alquiler.

Cuáles son los gastos de alquiler que debes enfrentar

A continuación, te explicamos los diferentes conceptos asociados al alquiler que son de carácter obligatorio.

A través de este artículo, puedes informarte sobre los aspectos legales de este tipo de gastos.

Primera mensualidad

Se trata del primero y más lógico de los gastos de alquiler que debes afrontar. Sobre todo, es algo de previsión relacionada con un presupuesto previo.

Un aval bancario

Es excepcional, pero se hace antes de todo procedimiento de ocupación. Es una exigencia de algunos propietarios, pero no sustituye a la fianza de ninguna manera. Es un poco restrictivo porque obliga a tener un depósito de una cantidad determinada en el banco. Dicho dinero se recupera en movilidad al momento del cierre de contrato. Sin embargo, es oneroso porque normalmente implica la duración del mismo.

La fianza

Es una obligación de Ley normalmente se define en unión de un mes de renta. Es una especie de seguro por impago porque en realidad no debe cubrir más que eso. A pesar de ello, se puede ejecutar por desperfectos o arreglos menores. Es dinero que se recupera a la finalización del contrato y cada comunidad autónoma tiene su reglamentación específica para manejarla.

Otras garantías

Son acuerdos que se registran en el contrato a través de los cuales el propietario intenta garantizar el pago. Son legales y se refieren a pago adelantado de mensualidades entre otros conceptos. La descripción debe quedar debidamente registrada en el contrato, así como los mecanismos de devolución. No deberían identificar pago de mensualidades, sino garantías a ser devueltas.

Los servicios

Este concepto tiene dos vertientes una corriente que es el caso de no existir alta por ser vivienda nueva. Recuerda algo fundamental, el servicio tiene implícitos costes de enganche, potencia y otros similares. Estos le corresponden al inmueble, es decir no te los llevas cuando te vas. Este concepto debe quedar debidamente aclarado en el contrato e implica un gasto importante.

La otra variante es casos en los que el alquiler incluye los servicios. Es raro, pero sucede, por lo que debes señalarlo expresamente en el contrato.

Honorarios por servicios de administración y manejo del contrato

Las agencias inmobiliarias cuentan con este tipo de servicios, no solo cuando ellas alquilan sino como asesoría externa. La obligación normalmente es de quien lo contrata, inquilino o propietario. Pero puede resolverse con una cláusula contractual. El monto estimado gira en el orden de una mensualidad de renta. Es lo común y adecuado para las agencias que realizan este trabajo.

Impuesto por alquiler

Es una contribución que casi nadie conoce en realidad pero que es obligatoria desde hace un tiempo. Se trata de un monto que varía según la comunidad autónoma y que es responsabilidad del inquilino.

Gastos de Mudanza

Señalamos al principio la importancia de este concepto por si alquilas sin amueblar. En este caso se trata de un abono a especialistas en la materia porque es una labor compleja y que requiere de permisos. Muchas veces este tipo de diligencias son ajenas a las personas comunes. Cosas como el derecho de estacionar el vehículo de carga en zona residencial. Por ello, la mejor opción es que la mudanza la realice una compañía especializada.

Otros seguros

Existe un seguro de incendio, pero eso le corresponde al propietario. Sin embargo, pueden colocar una clausula especial, exigiendo otro seguro adicional que le corresponda al inquilino. No es común, pero sucede sobre todo en viviendas amuebladas. El temor por un daño sobre todo en enseres costosos, promueve esta acción.

Como ves, existen conceptos que debes conocer antes de acometer el alquiler de una nueva vivienda. Resulta esencial verificar los costes que puedas imputar al propietario o al menos rebajar proporcionalmente de tu alquiler.