Ley de alquiler en España

Quienes alquilamos nuestros bienes inmuebles, solemos preocuparnos por las nuevas leyes que controlan y rigen esta área de nuestra economía. En 2018 entró en vigencia la nueva ley de alquiler en España, pero en enero de este año, el Congreso canceló este Real Decreto, reemplazando esta por unas nuevas medidas mucho más flexibles para el mercado de alquileres. Además, debes saber que también existen gastos deducibles en el alquiler. Si piensas en alquilar, lo recomendable es que empieces realizando una simulación.

ley alquiler españa

¿En qué consiste la nueva Ley de Alquiler en España?

La nueva Ley de alquileres en España proporciona algunos beneficios para el mercado de alquiler en el país, sin embargo, esta ley llamada Arrendamientos Urbanos (LAU) beneficiará en mayor medida a los inquilinos, mediante una serie de medidas sociales diseñadas por el Congreso de Diputados.

Esta nueva ley de alquiler en España surgió como producto del rechazo del Real Decreto emitido durante el año pasado, realizado por el Gobierno de España sobre la legislación de los arrendamientos de viviendas. De tal manera que ahora quienes alquilan sus viviendas deberán mantenerse actualizados con las nuevas medidas adoptadas por el Congreso.

¿Cuándo entrará en vigencia la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2019?

Como mencionamos en líneas anteriores, los inquilinos serán los más favorecidos por estas medidas, las cuales entrarán en vigencia después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), es decir después de 5 de marzo. Puedes leer la ley completa en este artículo.

Como podemos ver, esta ley ya está vigente, por lo que ahora, los propietarios de viviendas deberán acatar la reforma a la hora de firmar un contrato donde esté establecido que procederá a arrendar su vivienda a terceros. En caso de que esta reforma sea nuevamente rechazada, la contratación de alquileres volverá a estar regida por las leyes anteriores.

¿Qué sucede con las contrataciones anteriores a la emisión de esta nueva ley de alquileres?

Los contratos firmados entre propietarios e inquilinos anteriores a esta nueva ley de arrendamiento en España, podrán ser adaptados si no resultan contrarias al marco de la nueva legislación. Todo dependerá de si ambas partes llegan a un acuerdo.

ley alquiler españa

Cambios más relevantes en la Ley de Arrendamientos de este año

A continuación, vamos a contarte cuáles son las medidas más importantes de la nueva ley de arrendamientos emitida por el Congreso el 22 de enero de este año, y cómo afecta a las distintas partes del mercado de alquileres de nuestro país.

Los vecinos pueden impedir el alquiler en temporada de vacaciones o para turistas

Esta nueva norma no es válida para los alquileres turísticos de la LAU, sin embargo, si existe una votación a favor de 3/5 partes de la comunidad de vecinos, no podrás alquilar tu vivienda para turistas.

Si fallece el inquilino no podrán ser desalojados sus familiares

Si los familiares que habitan la vivienda están en condiciones de vulnerabilidad económica, estos no podrán ser desalojados del inmueble, si existen individuos menores de edad, personas con discapacidad, o adultos mayores a los 65 años.

Mayor aumento de tiempo de preaviso de desalojo del inmueble

Ahora ambas partes tendrán mayor tiempo para avisar a la parte contraria sobre el rompimiento del contrato. Este tiempo es ahora de 2 meses, los cuales serán necesarios para avisar si los inquilinos darán continuidad al contrato, sin embargo, si el propietario desea recuperar su vivienda, deberá notificar a los inquilinos unos 4 meses antes de la culminación del contrato.

Mayor duración de los contratos

Ahora los inquilinos dispondrán de un tiempo mínimo de permanencia en la vivienda de unos 5 años sin la necesidad de renovar el contrato. Anteriormente, el tiempo mínimo aceptado era de 3 años. Para las viviendas que son arrendadas por una empresa, este tiempo de duración se extiende hasta 7 años. Además, los inquilinos podrán solicitar una prórroga de 1 a 3 años.

Motivo por el que recuperar la vivienda

El arrendador podrá recuperar su inmueble si esta será reclamada para él mismo o para ser habitada por su familia. No obstante, esta justificación para recuperación del inmueble deberá ser expuesto detalladamente en las cláusulas del contrato antes de la firma del mismo.

Fianza que solicitar

Los propietarios podrán solicitar a los inquilinos una fianza válida de 3 mensualidades para el arrendamiento del inmueble.

Subida de coste del alquiler limitada al IPC

Esto significa que el propietario del inmueble no podrá aumentar el precio de la mensualidad del alquiler anualmente, por encima del IPC durante los años en los que haya fijado el contrato de permanencia con el inquilino.

Si el propietario desea aumentar el precio del alquiler, deberá espera a la renovación del contrato después de los 5 años de contrato. Esta medida estaba vigente en la legislación de 1994, pero esta vez, el IPC solo será un limitante del aumento del coste del arrendamiento del inmueble.

¿Qué sucede si el propietario desea vender su vivienda?

Aunque el propietario no sea parte del Registro de la Propiedad, deberá respetar el tiempo estipulado en el contrato del alquiler, para proceder a la venta del mismo, en caso de que así fuera su voluntad.

Generalmente, muchos propietarios acuden a esta estrategia para interrumpir lo pactado en el contrato de arrendamiento. Pero esta vez, los propietarios deberán acoplarse a la normativa de no venta hasta que se haya desocupado el inmueble.

¿Por qué el propietario está más perjudicado con la nueva ley de 2019?

Sin duda, los inquilinos resultan mucho más protegidos con esta nueva ley, pues no saldrán afectados ante una posible subida del precio de los alquileres, por ejemplo. Los propietarios, por su parte, se ven más limitados en cuanto a la subida del precio del alquiler de su vivienda, en la cantidad de la fianza, entre otros conceptos.

El estado de vulnerabilidad

Y es que esta nueva ley surge con la finalidad de proteger a los inquilinos, quienes usualmente son los más afectados a la hora de alquilar una vivienda, especialmente cuando se trata de ciudadanos en estado de vulnerabilidad económica y social.

Ante estos casos, los servicios sociales deberán proceder a tomar medidas en un lapso máximo de un mes, por lo que los inquilinos que hayan perdido al familiar a cargo, podrán continuar permaneciendo en la vivienda hasta que se determina una salida a su situación. Si la vivienda pertenece a una persona jurídica o una empresa, el lapso se extenderá hasta 3 meses. Puedes ver más en el vídeo: